lunes, 5 de mayo de 2014

Libros que recomiendo: "Cuentos en verso para niños perversos"



Roald Dahl
Editorial: Alfaguara infantil, 2008, Madrid

Ilustrador:
Quentin Blake
Edad recomendada: A partir de 10 años
Breve Resumen: Cuentos en verso para niños perversos es un libro que versiona, en verso, algunos clásicos universales de la literatura infantil tales como “Ricitos de Oro”, “La Cenicienta” o “Caperucita Roja y el Lobo”. Roald Dahl nos da unas particulares versiones de estos cuentos, desmontando mediante el humor negro los estereotipos y las situaciones que todos recordamos de los mismos y convirtiendo por ejemplo a Ricitos de Oro en una “malvada niña” o al lobo de Caperucita Roja en víctima mortal de la protagonista.

Creo que la lectura de este libro por parte de los niños y niñas puede ser una experiencia muy divertida y gratificante para ellos, ya que el mismo desmonta las leyes y normas así como la lucha entre el bien y el mal que aparece en todo cuento clásico, siendo este uno de sus grandes atractivos. Esto unido a un lenguaje claro y una rima fluida, (hay que señalar el maravilloso trabajo de traducción realizado por Miguel Azaola en la versión española) que hace una lectura del mismo muy amena. Las ilustraciones de Quentin Blake, a falta de de estar pormenorizadamente detalladas, ofrecen al lector una ventana que complementa al texto no tanto informativamente sino aportando estilo y en la misma línea transgresora. Las ilustraciones de este libro son de trazos sencillos y espontáneos pero verdaderamente expresivos que apoyan al texto aportándole si cabe más fuerza.
La edición es muy adecuada, de tapa blanda y dimensiones aproximadas a las ediciones “de bolsillo”, adaptadas a un público infantil para el que la misma editorial recomienda la lectura del mismo, a partir de 10 años.
Os dejamos un interesante enlace de la revista especializada en literatura infantil y juvenil "La Imaginaria", que tiene un interesante artículo sobre este mismo libro: Artículo "La Imaginaria" de donde extraemos el siguiente texto:

La siguiente escena corresponde a “La Cenicienta”, en el momento en que las hermanastras prueban el calzado. En ella puede observarse cómo texto e imagen se potencian entre sí produciendo el efecto hilarante del humor negro:

“El Príncipe dio un grito, horrorizado,
pero ella  gritó más: «¡Ha entrado! ¡Ha entrado!
¡Seré tu dulce esposa!». «¡Un cuerno frito!»
«¡Has dado tu palabra, Principito,
precioso mío». «¿Sí? —rugió su Alteza—.
¡Ordeno que le corten la cabeza!».
Se la cortaron de un único tajo
y el Príncipe se dijo: «Buen trabajo.
Así no está tan fea». De inmediato
gritó la otra Hermanastra: «¡Mi zapato!
¡Deja que me lo pruebe!». «¡Prueba esto!»,
bramó su Alteza real con muy mal gesto
y, echando mano de su leal espada,
la descocorotó de una estocada.
Cayó la cabezota en la moqueta,
dio un par de botes y se quedó quieta.”
 
Como curiosidad, aquí os dejo una entrevista al traductor, hablando de su propio trabajo sobre este libro.¡No os la perdáis!

entrevista Azaola